Silvia_ok.jpg

Silvia Torralba Lima

Equinoterapeuta y Coach familiar

Me llamo Silvia Torralba Lima y, además de maestra, coach, cuentacuentos y terapeuta energética, soy MADRE de un niño (ya no tan niño) con altas capacidades y una niña TDAH y Asperguer. Pero fue empujada por mi hija y gran maestra que empecé hace ya más de diez años mi camino de aprendizaje.

Cuando Alicia era pequeña, recorrí varios psicólogos, especialistas, terapeutas y médicos, pues tenía muy claro que quería que fuera feliz pero que a la vez pudiera adaptarse a la sociedad de la forma más amable posible sin dejar de ser ella misma. En ese camino me formé en lo que consideré oportuno. Mi hija y yo probamos de todo, y nos hicimos grandes maestras una de la otra. Sacamos una licenciatura en paciencia, un doctorado en constancia y un máster en apertura de corazón.

Hoy, ya en la universidad, ¡mi hija ES FELIZ! Ha terminado sus estudios obligatorios sin repetir ni un solo curso, ha aprendido a sociabilizarse, ¡y tiene su AUTOESTIMA por las nubes!

Pero mi misión no está cumplida. Hoy tengo claro cuál es mi papel en esta vida: APORTAR LUZ, AMOR Y ESPERANZA a los niños, niñas y sus familias compartiendo lo aprendido con mis hijos y otros niños y niñas que han acudido a mis terapias.

 

Lo que siempre digo a los papás y mamás que llegan agotados a mis sesiones es:

“La toalla nunca se tira… se ata al cuello para usarla de capa, ¡como un súper papá o una súper mamá!”

Hada Pimponeta

Cuentacuentos

Una de las formas de entender a los niños y niñas es ENTRAR EN SU MUNDO. 

 

Como "Hada Pimponeta" no solo encontré la puerta de atrás de los más pequeños, sino que, desde ahí les traje a mi mundo, al de los cuentos con finales felices, donde ellos encuentran la armonía dentro y fuera de casa, donde aprenden valores y descubren sus propios talentos partiendo del juego y la fantasía.

 

Como cuentacuentos ya he recorrido medio territorio español y parte del extranjero (¡menos mal que tengo alas!), en gran parte gracias a mi colaboración con la editorial Santillana, que me ha permitido "viajar con la imaginación" con niños de más de doscientos colegios en los últimos diez años.

 

Mi próxima etapa... ¡publicar mis propios cuentos! Estaros atentos, pues Pimponeta invadirá vuestras casas y llenará de alegría y amor todos los rinconcitos donde hayan niños a los que les brillen los ojos al abrir las páginas de un cuento...  

"A cada día hay que ser felices, ¡y no por ello tenemos que comer perdices!"

pimponeta ok.jpg